8 Sep · Psicosol · Sin Comentarios

Al retomar las clases, los niños se sienten alegres y tristes a la vez. Esta tristeza suele desaparecer rápidamente a medida que retoman las rutinas. Pero en algunos casos antes de volver al colegio y al comenzar, la tristeza no desaparece y retomar las clases se convierte en un calvario.

Se trata de un cuadro de ansiedad anticipatoria relacionada con el colegio, que puede en casos severos desencadenar una fobia escolar.

¿Qué síntomas pueden aparecer?

  • Semanas antes del comienzo de las clases, los niños y las niñas se muestran cada vez más tristes, irritables y agitados sin un motivo aparente. Por ejemplo, podemos observar que gritan más, lloran, se enfadan, tienen más rabietas y son más fuertes, …
  • Además, estas conductas aumentan cuanto más cerca está el día de la reentrada.
  • Rehúyen hablar del colegio, no muestran interés relacionado con el nuevo material escolar, no se interesan por sus compañeros o profesores.
  • Muestran claramente su desagrado al colegio, a la vuelta a las clases. Comentan el “asco” que sienten por todas las materias o el “aburrimiento” que padecen en el colegio
  • Aparecen problemas relacionados con el sueño: les cuesta dormirse o se despiertan pronto o muchas veces durante la noche, tienen sueños inquietos, duermen con tensión y no se nota descanso cuando se despiertan.
  • Pueden presentar dolores difusos, por ejemplo de cabeza o en el estómago; también en las articulaciones, sensación de cansancio o de agujetas sin haber practicado deporte.
  • A veces también varía el apetito, bien comiendo en exceso, bien refiriendo que no tienen hambre, que se les ha “cerrado” el estómago.
  • Estas apreciaciones las hacen muchas personas próximas a los niños: abuelos, tíos, vecinos. Es algo palpable y visible, no sólo una mera sensación de los padres o las madres.

¿Qué motiva esta situación?

  • El niño o la niña ha padecido acoso escolar el curso previo. Durante las vacaciones el menor ha sentido el “alivio” de no padecerlo, pero con la vuelta al colegio cree que volverán a producirse.
  • El menor tiene la sensación de “no ser capaz, de ser tonto o inútil”. Estas afirmaciones se relacionan tanto con una baja autoestima del niño o la niña como con una gran presión hacia el éxito académico por parte de los padres. Si les trasmitimos una gran presión, los niños y las niñas lo rehuirán, y acabarán desarrollarán una autoestima baja.
  • Sobrecarga de actividades escolares y extraescolares el año previo, lo que deja al niño poco tiempo para jugar y divertirse libremente. Si además el verano del niño o de la niña ha venido cargado de muchos viajes y actividades, la vuelta al colegio será peor.

Soluciones

  • Hablar con el niño o la niña es la primera intervención. Debemos propiciar una escucha activa y empática, sin ningún tipo de crítica (lo que será todavía más contraproducente), trasmitir al menor que sus problemas nos importan, y que todos vamos a buscar soluciones. A través de estos síntomas, muchas veces podemos descubrir un acoso, una baja autoestima o que les presionamos demasiado.
  • Poner en marcha las acciones necesarias, por ejemplo, hablar con el centro escolar respecto a la posible situación de acoso, o revisar nuestro grado de exigencia académico.
  • Revisar la agenda escolar y acordar actividades escolares y extraescolares que sean gratificantes para el niño y la niña, nunca impuestas por los padres, y siempre promoviendo periodos para jugar y divertirse libremente todas las tardes.
  • Ser positivos. Como padres, somos la imagen a seguir de nuestros hijos. Si nosotros también referimos “asco” hacia el trabajo, lo verán como algo normal. Además, debemos centrarnos en los aspectos positivos, el recreo, las amistades, el crecer, el aprender, …
  • Si pasadas un par de semanas tras la vuelta al colegio los síntomas no desaparecen, es necesario acudir a profesionales para atajar el problema cuanto antes.

Somos un centro multidisciplinar, integrado por psicólogos, pedagogos, logopedas y profesores. Ofrecemos soluciones a los menores, con dificultades familiares, personales y educativas, y a sus familias en Marbella.

¡Suscríbete en nuestro boletín y te mantendremos informado!

Donde Estamos

Dirección: Dirección: Plaza Juan de la Rosa, 6
29601 Marbella (Málaga)
Telefonos: 620 188 038 | 952 771 367

Síguenos en:

Somos un centro multidisciplinar, integrado por psicólogos, pedagogos, logopedas y profesores. Ofrecemos soluciones a los menores, con dificultades familiares, personales y educativas, y a sus familias en Marbella.

Psicólogo infantil, Logopeda, Centro de educación, Clases Particulares Marbella

Dirección: Plaza Juan de la Rosa, 6
29601 Marbella (Málaga)
Teléfonos: 620 188 038 | 952 771 367
Horarios: Lunes a Viernes 9:30 a 14 horas 15:30 a 20:00 horas

Síguenos en:

No te pierdas nuestras próximas actividades y mantente informado de todas nuestras novedades.

Instagram