1 Oct · Psicosol · Sin Comentarios

Superadas las primeras semanas de toma de contacto, la agenda irá recogiendo cada vez más datos. A diario los alumnos irán apuntando los ejercicios, tareas, deberes, actividades, exámenes, cumpleaños, fiestas, y cualquier dato que deba recordarse.


 

Con frecuencia en el uso diario observamos dificultades. Veamos algunas y cómo subsanar el error:

  • El profesor encarga ejercicios, pero no se apuntan en la agenda sino en el cuaderno, en el libro o en un trozo de papel. Este error provocará seguro antes o después que no se hagan las tareas. Pensemos, que sucederá al llegar a casa y planificar el estudio: tendré que revisar todo papelito, libreta o libro para ver qué tengo que hacer. La agenda simplifica todo esto, reuniendo en un solo lugar todo lo que tenemos que hacer y recordar.

  • Sólo apunto los exámenes; las actividades diarias soy capaz de recordarlas: este error también dará lugar a que se olviden las tareas diarias. Además, un aspecto positivo de apuntar todo es que siempre podremos revisar lo apuntado y comprobar si nos ha fallado la memoria.

  • Comienzo muy motivado, pero pronto dejo de usar la agenda: este frecuente error ha de señalar a los padres una desmotivación hacia el estudio que a la larga provocará problemas en el rendimiento académico.

  • Apunto algunas tareas, pero otras no: este error es típico de alumnos que prefieren algunas asignaturas frente a otras, o con asignaturas que le suponen mucho esfuerzo o con gran carga de deberes: debemos animar al alumno a tomar nota de todo, aunque luego no lo haga, para poder el fin de semana ponerse al día de los deberes. Es importante motivar y reforzar el uso de la agenda. Otra cosa diferente será que haga o no las tareas.

  • No tomo nota porque mi madre lo pregunta a otros niños o madres: este error no es de los niños y niñas sino de los padres y madres. Como adultos que somos ¿le preguntamos a nuestros compañeros de trabajo o familiares qué tenemos que hacer? Si deseamos que los alumnos y alumnas sean independientes, no podemos hacer su trabajo, aunque eso suponga que no haga los deberes o suspenda. No podemos ser constantemente la balsa de salvamento de nuestros hijos, o de mayores serán inútiles dependientes de papá y mamá.

  • Apunto los deberes y tareas, pero donde quiero: este fallo es muy frecuente y corrompe totalmente la utilidad de la agenda. No tiene sentido apuntar las actividades, deberes, fiestas, etc. donde me place. La norma principal es apuntar todo en el día de la entrega. Esto que comprendemos fácilmente para las fiestas (no apuntaré Nochebuena el 20 de septiembre, ni el cumpleaños de mi amigo hoy cuando la fiesta es el domingo) y los exámenes (el examen lo tengo el próximo lunes, lo apunto ese día, no hoy que me lo han dicho), deja de entenderse en las tareas del día a día.

Pongamos un ejemplo: si hoy que es miércoles me comenta el profesor de música que debo recordar traer la flauta la próxima clase, y es el lunes siguiente, si lo apunto hoy miércoles dejaré de verlo al pasar de hoja en mi agenda y ver la próxima semana. No tiene sentido ir atrás constantemente en la agenda para revisar qué me mandaron las semanas anteriores. Tampoco tiene sentido repetir datos en la agenda. Por ejemplo, no recordaré constantemente que la semana que viene tengo examen. Con apuntarlo el día de la prueba y revisar qué tareas tenemos pendientes, siempre sabré que el día acabará llegando.

La gestión adecuada y diaria de la agenda es el punto de partida de un curso escolar cargado de éxitos y satisfacción escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos un centro multidisciplinar, integrado por psicólogos, pedagogos, logopedas y profesores. Ofrecemos soluciones a los menores, con dificultades familiares, personales y educativas, y a sus familias en Marbella.

¡Suscríbete en nuestro boletín y te mantendremos informado!

Donde Estamos

Dirección: Dirección: Plaza Juan de la Rosa, 6
29601 Marbella (Málaga)
Telefonos: 620 188 038 | 952 771 367

Síguenos en:

Somos un centro multidisciplinar, integrado por psicólogos, pedagogos, logopedas y profesores. Ofrecemos soluciones a los menores, con dificultades familiares, personales y educativas, y a sus familias en Marbella.

Psicólogo infantil, Logopeda, Centro de educación, Clases Particulares Marbella

Dirección: Plaza Juan de la Rosa, 6
29601 Marbella (Málaga)
Teléfonos: 620 188 038 | 952 771 367
Horarios: Lunes a Viernes 9:30 a 14 horas 15:30 a 20:00 horas

Síguenos en:

No te pierdas nuestras próximas actividades y mantente informado de todas nuestras novedades.

Instagram