30 Jul · Psicosol · Sin Comentarios

Uno de los grandes problemas de los padres actuales es la preocupación por cómo lo hacen como padres, si “lo estoy haciendo bien o mal”. Esta es una cuestión estúpida. Los padres lo hacen siempre de la mejor manera posible. No existen padres malos. Los padres malos serían los que hacen las cosas con maldad, con malicia hacia sus hijos. Y en ese caso no son padres malos, sino padres crueles. Por eso, todos los padres siempre lo hacen de la mejor manera posible.

Por otro lado, saber si lo hago bien o mal tiene que ver con mi perspectiva de que será bueno o malo, perspectiva que habitualmente no es la misma que tienen los niños. Por ejemplo, obligar a los niños a que se acuesten a la hora adecuada es bueno desde el punto de vista de los padres, pero es malo desde el punto de vista de los hijos. Aquí es cuando los hijos, que no tienen la misma perspectiva de los padres atacan a los progenitores con la famosa frase “no me entiendes, eres malo”. Esto provoca gran sufrimiento a los padres. Pero este sufrimiento se produce por la gran inseguridad que tienen los padres: dudan sobre sus decisiones, no se muestran firmes, y a la larga confunde a los hijos y les produce confusión.

La cuestión que realmente debemos plantearnos es “si estoy siendo el mejor padre posible para mi hijo”. Y para responder a esto debemos responder a las siguientes cuestiones:

      • ¿Cubro las principales necesidades de mis hijos, a nivel físico, educativo, social, económico, emocional y de seguridad y de confianza?
      • ¿Doto a mis hijos de las capacidades para que crezcan, se desarrollen y sean, a la larga, seres humanos independientes y autónomos en todos los niveles: físico, educativo, social, económico, emocional?
      • ¿Velo por la seguridad de mis hijos, pero les concedo a la vez la posibilidad de equivocarse, y de esta manera aprender por ellos mismos qué es correcto y qué no lo es?

Si respondo afirmativamente a las cuestiones anteriores, somos “buenos” padres, lo estamos haciendo bien, y el resultado de nuestra paternidad, nuestros hijos, está adecuadamente encauzado. Sin embargo, que los padres lo hagan bien no es condición única para que los hijos se porten bien. También existen otros factores, como el grupo de amigos, las experiencias…

Y en este tema, es interesante revisar el punto de vista de Psicosol: “No existen hijos traumatizados. Existen padres traumatizados tratando de evitar traumas a sus hijos”.

Seamos padres que se esfuerzan por hacerlo de la mejor manera posible.

Disfrutemos de la paternidad, sin ser perfectos, ya que la perfección no existe.

www.psicosol.es | Más que una academia de estudio | 620 188 038 | 952 771 367

Somos un centro multidisciplinar, integrado por psicólogos, pedagogos, logopedas y profesores. Ofrecemos soluciones a los menores, con dificultades familiares, personales y educativas, y a sus familias en Marbella.

¡Suscríbete en nuestro boletín y te mantendremos informado!

Donde Estamos

Dirección: Dirección: Plaza Juan de la Rosa, 6
29601 Marbella (Málaga)
Telefonos: 620 188 038 | 952 771 367

Síguenos en:

Somos un centro multidisciplinar, integrado por psicólogos, pedagogos, logopedas y profesores. Ofrecemos soluciones a los menores, con dificultades familiares, personales y educativas, y a sus familias en Marbella.

Psicólogo infantil, Logopeda, Centro de educación.

Dirección: Plaza Juan de la Rosa, 6
29601 Marbella (Málaga)
Telefonos: 620 188 038 | 952 771 367
Horarios: Lunes a Viernes 9:30 a 14 horas 15:30 a 20:00 horas

Síguenos en:

No te pierdas nuestras próximas actividades y mantente informado de todas nuestras novedades.

Instagram