23 Oct · Psicosol · Sin Comentarios

Es frecuente que los niños se sientan cansados por las mañanas, lo que provoca que los padres siempre vayan con prisas y que se escuchen frases como “¡Acaba ya el desayuno que no llegamos!”, “¡es que estás dormido!”, “¡date prisa!”…

Si esta es la dinámica en tu familia, queremos dejar claro que tienes un problema: o bien tú te despiertas demasiado tarde o bien tus hijos han dormido mal.

  • Si el problema se refiere a tu despertador, ya sabes que la solución pasa por levantarse un poco antes. Las prisas no son buenas, y comenzar siempre corriendo angustia a toda la familia, se producen conflictos e incluso accidentes.
  • Pero a veces los adultos vamos tranquilos, nos hemos organizado bien, y los niños sin embargo no avanzan, como si tuvieran piedras en los zapatos. Es probable que exista un problema relacionado con el sueño. Este problema será de 2 tipos: o bien se acuestan muy tarde, o bien no están descansando lo suficiente.
    • Los menores de edad han de descansar las horas suficientes para rendir al día siguiente. Si la hora de levantarse son las 7 de la mañana, por ejemplo, deberán acostarse con tiempo suficiente para poder descansar:
      • 21:00 o antes para los alumnos menores de 8 años
      • 21:30 los menores de 12 años
      • 22 horas los escolares de ESO
      • 23 horas para los bachilleres.
    • Por otro lado, es probable que los menores tengan horarios adecuados, pero por diversos motivos, duerman mal: pesadillas o terrores nocturnos, problemas relacionados con la respiración, nervios y un largo etc.

Para conocer mejor la situación os recomendamos usar la Escala de Somnolencia de Stanford. Es muy útil como baremo del descanso percibido.

Con los menores podemos hacer un registro semanal, preguntando antes de acostarse y al levantarse, y ver cómo evoluciona en función de las horas de sueño. Trasladando la puntuación a un gráfico podemos relacionar si el problema se debe a las horas de sueño (que sean escasas) o más bien a la calidad del sueño (duerme suficientes horas, pero no son profundas, no reportan descanso…).

Se puede usar a lo largo de un día, para ver cómo evoluciona la sensación de cansancio, o semanalmente.

Si tienes más dudas respecto del sueño de los menores, consulta nuestra web www.psicosol.es

Esta es la escala de Stanford
1
Casi dormido, en el comienzo del sueño, sin combatir el sueño.
2
Somnoliento, con ganas de acostarme, combatiendo el sueño, embotado.
3 Adormecido, empezando a no intentar seguir despierto, enlentecido.
4 Un poco adormecido, no del todo despierto, con tendencia a dejarme ir.
5 Relajado, despierto, pero no totalmente alerta, capaz de reaccionar.
6 Bastante activado pero no al máximo, capaz de concentrarme.
7
Me siento en plena forma y lleno de vitalidad, alerta, totalmente despierto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos un centro multidisciplinar, integrado por psicólogos, pedagogos, logopedas y profesores. Ofrecemos soluciones a los menores, con dificultades familiares, personales y educativas, y a sus familias en Marbella.

¡Suscríbete en nuestro boletín y te mantendremos informado!

Donde Estamos

Dirección: Dirección: Plaza Juan de la Rosa, 6
29601 Marbella (Málaga)
Telefonos: 620 188 038 | 952 771 367

Síguenos en:

Somos un centro multidisciplinar, integrado por psicólogos, pedagogos, logopedas y profesores. Ofrecemos soluciones a los menores, con dificultades familiares, personales y educativas, y a sus familias en Marbella.

Psicólogo infantil, Logopeda, Centro de educación, Clases Particulares Marbella

Dirección: Plaza Juan de la Rosa, 6
29601 Marbella (Málaga)
Teléfonos: 620 188 038 | 952 771 367
Horarios: Lunes a Viernes 9:30 a 14 horas 15:30 a 20:00 horas

Síguenos en:

No te pierdas nuestras próximas actividades y mantente informado de todas nuestras novedades.

Instagram