TITLE

DESCRIPTION

Cuando el divorcio nos alcance – parte II

Una vez llevada a cabo la terapia, si la situación realmente lo requiere, sugerimos ayuda profesional para llevar a cabo un proceso de mediación, por el que lograr una separación o divorcio lo más satisfactorio posible, en que ninguna de las partes termine con frustraciones o sentimientos de fracaso. Otra vez, aún siendo menores, recomendamos implicar a los menores, para que sean conscientes de la situación, y puedan dar sus opiniones.

Cuando la situación lo requiera, si la pareja se divorcia, debemos entender y procurar:

    • Los menores serán siempre nuestros hijos/as, al margen de nuestra situación conyugal, por lo que ninguno de los progenitores debe desentenderse.
    • Siempre serán nuestros hijos/as, y siempre deberemos velar por el bienestar infantil por encima del personal.
    • A pesar de la situación, los dos progenitores han de consensuar numerosas decisiones, como el uso de teléfono móvil, los horarios durante las salidas, las excursiones, las amistades…
    • Los padres deben evitar caer en la sobreprotección o en “comprar” el cariño de los hijos/as. Los hijos/as son muy inteligentes, y aprovechan la situación de los padres en beneficio personal, y chantajean a los padres, haciéndoles sentir culpable.
    • Los padres han de hacer entender a los hijos/as que la situación que viven es exclusivamente consecuencia de los padres y que los hijos no son culpables, pero tampoco depende de los menores que puedan o no reconciliarse.
    • Cuando existan diferencias conyugales, deberán resolverse entre los progenitores, sin sus hijos/as, para evitarles confusiones. Si fuera necesario se recomienda una tercera persona o profesional que facilite la mediación.
    • Tranquilizar al menor respecto al futuro, realizando una programación que debe cumplirse, para aportarle estabilidad.
    • Si los padres viven en casa diferentes, en ambas los niños han de sentir un hogar, para que no rechacen a ninguno de los progenitores.
    • Se facilitarán los contactos con los demás familiares, al margen de la situación de los cónyuges.
    • Si la situación resulta propicia, resulta más beneficioso para los hijos/as que los padres tengan pareja, y si surge, que se vuelvan a casar. La idea de “mantener la soltería” o incluso la “viudedad autoimpuesta” no resultan adecuadas.

Leer primera parte: Cuando el divorcio nos alcance – parte I

www.psicosol.es  | 620 188 038 | 952 771 367

UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos un centro multidisciplinar, integrado por psicólogos, pedagogos, logopedas y profesores. Ofrecemos soluciones a los menores, con dificultades familiares, personales y educativas, y a sus familias en Marbella.

¡Suscríbete en nuestro boletín y te mantendremos informado!

Donde Estamos

Dirección: Dirección: Plaza Juan de la Rosa, 6
29601 Marbella (Málaga)
Telefonos: 620 188 038 | 952 771 367

Síguenos en:

Somos un centro multidisciplinar, integrado por psicólogos, pedagogos, logopedas y profesores. Ofrecemos soluciones a los menores, con dificultades familiares, personales y educativas, y a sus familias en Marbella.

Psicólogo infantil, Logopeda, Centro de educación, Clases Particulares Marbella

Dirección: Plaza Juan de la Rosa, 6
29601 Marbella (Málaga)
Teléfonos: 620 188 038 | 952 771 367
Horarios: Lunes a Viernes 9:30 a 14 horas 15:30 a 20:00 horas

Síguenos en:

No te pierdas nuestras próximas actividades y mantente informado de todas nuestras novedades.

Instagram