TITLE

DESCRIPTION

Cuando el divorcio nos alcance – parte I

El ser humano es gregario (necesita vivir en sociedad) y la mayoría de las veces busca una pareja. En 2004 el número de matrimonios fue de más de 200 mil parejas. Desde entonces el número de enlaces ha caído radicalmente, hasta los 160 mil matrimonios en 2011.

La edad media para contraer un primer matrimonio es de unos 33 años en varones y 31 en mujeres. Sólo el 2,2% de los enlaces fueron entre personas del mismo sexo en 2011.

Las familias sufren situaciones difíciles, y llegado el caso, se rompen. Según el INE, en 2002 hubo más de 70 mil separaciones, frente a unos 40 mil divorcios. Mientras que la separación como medida de ruptura matrimonial ha ido descendiendo hasta menos de 5 mil anuales en 2011, los divorcios aumentaron mucho hasta 2006 (unas 130 mil parejas) para posteriormente ir disminuyendo. En 2011 algo más de 100 mil parejas se divorciaron. A su vez, las nulidades matrimoniales son una alternativa anecdótica, representando menos del 0,1% del total de los casos.

La mayoría de las veces (un 67%) las disoluciones fueron consensuadas y de mutuo acuerdo, es decir, sin necesidad de un litigio. En la gran mayoría de los casos (más del 80%) la custodia fue para la madre. Últimamente se observa un aumento de las custodias compartidas, que en 2011 fueron del 12,3%.
La edad crítica es la década de los 40 tanto en divorcios como en separaciones, ambos cónyuges de nacionalidad española, y tras un matrimonio de 15 años. Casi la mitad de las rupturas contaban con hijos menores.


Al margen de la situación psicológica personal por la que pasa cada miembro de la pareja, vemos que el número de menores implicados es muy elevado (más de 50 mil niños/as cada año). Esta situación familiar pasa factura, y surgen dificultades en los menores:

 

    • Físicas: trastornos de la alimentación, trastornos del sueño, enfermedades somáticas, entre otras.
    • Escolares: mayor número de suspensos, peores notas, peor actitud escolar, disminución de la motivación escolar, por ejemplo.
    • Sociales: aumento de los conflictos con los compañeros y amigos, aumento del riesgo de drogadicción, aumento del riesgo de delitos,…
    • Psicológicas: angustia y ansiedad, estado de ánimo depresivo, aumento de la frustración, ira, sentimientos de fracaso personal y de culpabilidad, etc.

Desde Psicosol recomendamos que, antes de que la situación sea crítica, se acuda a terapia de familia, pues todos los miembros de la familia, adultos y menores, se ven involucrados, y todos han de resolver sus inquietudes, dificultades, incertidumbres, miedos, expectativas…

 Leer segunda parte: Cuando el divorcio nos alcance – parteII

www.psicosol.es  | 620 188 038 | 952 771 367

UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos un centro multidisciplinar, integrado por psicólogos, pedagogos, logopedas y profesores. Ofrecemos soluciones a los menores, con dificultades familiares, personales y educativas, y a sus familias en Marbella.

¡Suscríbete en nuestro boletín y te mantendremos informado!

Donde Estamos

Dirección: Dirección: Plaza Juan de la Rosa, 6
29601 Marbella (Málaga)
Telefonos: 620 188 038 | 952 771 367

Síguenos en:

Somos un centro multidisciplinar, integrado por psicólogos, pedagogos, logopedas y profesores. Ofrecemos soluciones a los menores, con dificultades familiares, personales y educativas, y a sus familias en Marbella.

Psicólogo infantil, Logopeda, Centro de educación, Clases Particulares Marbella

Dirección: Plaza Juan de la Rosa, 6
29601 Marbella (Málaga)
Teléfonos: 620 188 038 | 952 771 367
Horarios: Lunes a Viernes 9:30 a 14 horas 15:30 a 20:00 horas

Síguenos en:

No te pierdas nuestras próximas actividades y mantente informado de todas nuestras novedades.

Instagram