2 Feb · Psicosol · Sin Comentarios

Es frecuente que en casa queramos que nuestros hijos hagan tareas, como recoger la mesa, limpiar sus cuartos, vestirse solos. Estas son normas que los padres queremos que los hijos lleven a cabo. El objeto de estas normas se enmarca dentro de EDUCAR, con mayúsculas, pues la educación, como muchas veces repetimos, tiene el objetivo de lograr seres humanos adultos independientes y autónomos.

Las normas de conducta están orientadas a lograr que nuestros hijos se hagan responsables de sus decisiones, que sean capaces de decidir y además, sean consecuentes con las decisiones que toman.

Curiosamente, cuando los niños se comportan de manera responsable, se sienten satisfechos. Además, al portarse con responsabilidad reciben una aprobación social (“lo estás haciendo muy bien”, etc.) que fomenta la autoestima. Este círculo de lo hago bien, me siento bien y además los demás aprueban lo que hago por lo que me siento mejor es la base para implantar las normas de conducta.

Y sin más divagaciones, desde Psicosol ofrecemos unas breves claves para implantar normas:

  • Ha de existir coherencia entre los padres, los abuelos, el colegio y los demás cuidadores que conviven con el niño, para fomentar la idea de que existe una única forma de actuar, de comportarse, y que esa forma es la adecuada. Los mensajes incoherentes fomentan la inseguridad y la desobediencia.
  • Como punto de partida para imponer normas, debemos usar los juegos. El uso de conductas lúdicas ayuda a que los niños comprendan las normas, y facilita que las mantengan. Imponer una norma sin más supondrá un rechazo tajante por parte del niño.
  • Al educar en general, y al implantar normas, la paciencia y la tolerancia han de ser las herramientas fundamentales. Sin ambas, los adultos abandonaremos la labor de educar, y no cumpliremos los objetivos que persigamos.
  • El apoyo y la confianza, por otro lado, han de ser la imagen que le trasmitamos a los niños. Si nosotros obramos con confianza y les aportamos apoyo, los niños se sentirán seguros y motivados, y una vez más, el trabajo será más sencillo.
  • Debemos preguntarnos si nuestros hijos o los niños y niñas están preparados para asumir y cumplir una norma. La edad física, pero sobre todo la mental es fundamental. No podemos exigir que cumplan normas para las cuales no están preparados. Por ejemplo, que los niños estén tranquilos durante una comida larga, si tienen 4 años, será casi imposible. Debemos entender su madurez y funcionar acorde a sus fortalezas, limitaciones, capacidades y aptitudes.
  • También es importante repasar, cuando expliquemos e impongamos normas si lo están entendiendo correctamente. Para ello, es bueno que sirvamos de ejemplo y hagamos nosotros lo que queramos que hagan ellos. Una vez más, si pedimos algo que nosotros no cumplimos, el fracaso está asegurado (“Deja tu ropa ordenada”, si yo no lo hago, por ejemplo)

Cuando no se logra que cumplan las normas, debemos plantearnos cuales son los motivos: se lo hemos explicado adecuadamente, están preparados para asumir esas responsabilidades, la imagen que les trasmitimos son adecuadas, están cansados, presentan alguna dificultad (celos, por ejemplo) que no habíamos valorado… Es importante un profundo análisis, pues en ocasiones la solución es sencilla, pero si nos ofuscamos, no lograremos cumplir nuestros objetivos.

www.psicosol.es |  952 771 367 | 620 188 038 | Whatsapp PSICOSOL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos un centro multidisciplinar, integrado por psicólogos, pedagogos, logopedas y profesores. Ofrecemos soluciones a los menores, con dificultades familiares, personales y educativas, y a sus familias en Marbella.

¡Suscríbete en nuestro boletín y te mantendremos informado!

Donde Estamos

Dirección: Dirección: Plaza Juan de la Rosa, 6
29601 Marbella (Málaga)
Telefonos: 620 188 038 | 952 771 367

Síguenos en:

Somos un centro multidisciplinar, integrado por psicólogos, pedagogos, logopedas y profesores. Ofrecemos soluciones a los menores, con dificultades familiares, personales y educativas, y a sus familias en Marbella.

Psicólogo infantil, Logopeda, Centro de educación, Clases Particulares Marbella

Dirección: Plaza Juan de la Rosa, 6
29601 Marbella (Málaga)
Teléfonos: 620 188 038 | 952 771 367
Horarios: Lunes a Viernes 9:30 a 14 horas 15:30 a 20:00 horas

Síguenos en:

No te pierdas nuestras próximas actividades y mantente informado de todas nuestras novedades.

Instagram